PRÓXIMAS TOCADAS

PRÓXIMAS TOCADAS
INGRESO LIBRE

miércoles, 3 de octubre de 2007

poema (día3)

[ una niña mira el mar con sus ojos de cigüeña
y quiebra el silencio con una pregunta ... ]





Lo que inquieta al mar, pequeña,
no es el tiempo ni las nubes, ni siquiera
el viento que todo lo hiela o calienta,
que sabe de blancos y rojos, habita todo vacío
y es el inventor del miedo, de los hombres y sus techos.

Al mar ni Dios lo molesta, niña, no seas tonta,
acuérdate de los griegos que lo hicieron hermano del Tonante
y celebraron el parentesco con canto, danza y hecatombe.
Porque el agua que camina
con paso de pez gigante,
está mas allá de los vivos y sus dioses: eterno principio.

Lo que inquieta al mar, flor de piedra, somos nosotros:
enanos con ansias enormes, queriendo tocar el cielo,
saber todo, ser el mar, la tierra,
el cielo y no morir en el intento,

tener en los dedos el alma y sus puntos cardinales
y poseer lo que al mismo mar le han negado :
la vida , pero la vida chiquita y púrpura,
el amor de los mortales, la vida de los que mueren
en veinte metros cuadrados y se van al mar,
al grande y eterno, con la única, vulgar y
humana intención de lavarse los pies.


Niña, no hagas caras, el mar nos está mirando.



de Cuaderno Rojo, 2002.

2 comentarios:

Carla dijo...

"...enanos con con ansias enormes..." Que manera tan sutil de indicar a la omnipotencia humana.
Varias veces he visto en ti, que no es ofensa, estas ansias enormes que te hacen ser lo que eres y me parece maravilloso.

vadik dijo...

si ,la mania del hombre de ser dueño de todo... aunque no podemos negar que para bien y mal, eso nos llevo hasta donde estamos. gracias por escribir.