PRÓXIMAS TOCADAS

PRÓXIMAS TOCADAS
INGRESO LIBRE

lunes, 11 de febrero de 2008

LOS MEJORES DISCOS DEL 2007 (primera parte)

No creo que exista algún músico de rock que sea en el fondo un periodista frustrado. Pero de vez en cuando podemos aportar como intermediarios entre la obra de otros y el público. Sobretodo si partimos de una premisa: todavía se sigue haciendo buena música en este planeta. Hago este compendio como fan, no como crítico. Y si de algo sirve, este escrito busca compartir con ustedes los discos que más disfruté este año. Ojo, no es un ranking. Así que no debe leerse como una cuenta regresiva. El criterio de selección y valoración de los álbumes que componen esta lista, se ajusta al aporte e impacto musical logrado durante el año que se nos fue, entendiendo aporte e impacto como los testimonios, propuestas y esfuerzos de un trabajo -en ascenso, consolidado, incluso decadente- en el que la música es lo más importante, amén de las cifras de ventas o la exposición mediática.


Como en Bolivia no se editan discos extranjeros hace años, es muy probable que muchos de estos títulos no lleguen jamás a nuestras escasas disqueras, así que cumplo con ponerlas en conocimiento público. Asimismo, debo aclarar que algunos de los discos que aquí se nombran fueron editados el 2006, pero no tuvimos noticia de ellos, o era imposible conseguirlos hasta el ’07. Me tomé esa licencia, así como incluir algún álbum recopilatorio o incluso virtual, y el no trazar fronteras entre géneros, nacionalidades o estilos musicales. Hay circunstancias, como mi acercamiento a myspace, songlines y youtube, que dispararon las posibilidades de escuchar música más diversa y proveniente de lugares impensados tiempo atrás. Espero disfruten, aquí van:



Radiohead – In Rainbows


www.radiohead.com (Inglaterra)


No sólo es la banda más impactante y con destino de clásico surgida en los 90’s en Inglaterra. No sólo inventó la estética -que aúna melancolía existencial y experimentación con sonidos procesados, guitarras podridas e innovación instrumental y electrónica (copiada luego por otros grupos británicos exitosos como Coldplay, Travis, Keane o Athlete), sino que desafían a la lógica comercial de la industria discográfica, desde que el 10 de octubre pasado “lanzaron” su disco en su página web, en formato mp3, con la opción para los fans de pagar lo que ellos quisieran. El sitio colapsó: en las primeras horas ya había registrado 1.200.000 downloads y Radiohead se dio el gusto una vez más (sus detractores dicen: claro, con millones de libras en sus arcas, pueden hacerlo).

Pero pasemos a In Rainbows. La nueva colección de canciones compite con cualquiera de sus brillantes álbumes anteriores (todos, vanguardia en su tiempo). Thom Yorke sacude desde el hueso y construye una serie de melodías hermosas e hipnóticas, dejando un sello personal más fuerte que en los anteriores álbumes, sin duda gracias a su emprendimiento en solitario (The Eraser, 2006). Y la banda suena increíblemente poderosa, tanto con bases electrónicas y/o procesadas, como con una contundencia en guitarras que, merced a la mezcla, dejan a Yorke volando en el stereo y a veces susurrando al oído. Las tribales y lisérgicas “15 Steps” y “Reckoner”, el riff mugriento de “Bodysnatchers”, las cuerdas oníricas y el suave aullido de Yorke en “Nude” o “Faust Arp”, y la profunda angustia de “Videotape”, son nuevos capítulos inolvidables en la monumental historia de Radiohead.



Andrés Calamaro – La lengua popular
Warner Music (Argentina)


El Caballero de la Honestidad Brutal se decidió a ser el namber uan de la canción en español. Editó seis discos en cuatro años, llenó estadios, bajó de peso (aunque todavía se considere “Sexy & Barrigón”), encontró el amor y estamos para decir, como él canta en la testimonial y conmovedora “La mitad del amor”: “qué subidón, que momento ideal” para El Salmón. A Calamaro, a estas alturas, se le perdona las bases villeras de “Comedor Piquetero” y “La espuma de las orillas”, o el pseudo-reggaeton machacón detrás del hitazo “Cinco minutos más”; no sólo por ser unos de los artistas más consecuentes, personales, arriesgados, honestos y prolíficos de la última década, sino porque “La lengua popular” es un disco soberbio, por unitario, emotivo y oportuno. Un retrato hablado de “El Cantante” en el último tiempo. La producción de Cachorro López (ex Abuelos de la Nada y productor latino top desde que produjo a las exitosas Julieta Venegas y Paulina Rubio) garantiza un sonido bien logrado y una instrumentación consistente (participan Guillermo Vadalá y Gringui Herrera, entre otros). El arte gráfico, obra del macanudo Liniers (el genial historietista que también tuvo un gran año), redondea una obra que trae rocanrol, cadencia latina, argentinidad (a ratos al palo), rimas brillantes (“Carnaval de Brasil”, “Mi Cobain”) y doce canciones intensas y apasionadas como un beso con lengua. Con lengua popular.



Café Tacuva – Sino
Universal (México)

Demostrando estar en un gran momento creativo, los michoacanos se mandaron un discazo, en el que la banda despliega su desfachatada originalidad y hace del eclecticismo una marca registrada. Sin renunciar a la búsqueda de nuevas sonoridades, el cuarteto recurre nuevamente al baterista Víctor Indrizzo y revisita el sabor que nos dejó cada una de sus álbumes previos, desarrollando una canción al mismo tiempo pop y experimental. Rubén Albarrán (voz), Emmanuel ‘Meme’ del Real (teclados), Joselo Rangel (guitarra) y Quique Rangel (bajo), componen, cantan y proponen riffs y actitud punk (“El Outsider”), baladas naif (en la onda de “Eres”, de Cuatro Caminos, 2003), pop ecléctico en la militante “Gracias” (¡un tema de 8 minutos y un solo de bata en el 2007!) y filiación beatlera en “Vámonos”. Sino, ha sido producido por Café Tacuva y Gustavo Santaolalla, y marca un (nuevo) pico alto en una obra sin desperdicio. Los cuatro tacuvos maduros (luego de tomarse una pausa en la que Albarrán -ahora rebautizado Ixaya Mazatzin Tleyotl- y Del Real grabaron álbumes solistas) emprenden una nueva aventura musical. Y dan ganas de irse con ellos: “dulce tentación de dejarlo todo”, y “Volver a comenzar”.




Foo Fighters – Echoes, Silence, Patience & Grace
RCA (EstadosUnidos)


Para In your Honor (2004), Dave Grohl prometía que aquel álbum doble ofrecería “lo más duro y lo más suave” que tenía la banda. Y efectivamente: un disco trae un sonido poderoso y el otro es prácticamente acústico. Sin embargo, hasta Echoes, Silence… no había logrado equilibrar esa polaridad en un solo tema como en “The Pretender”, el tema inaugural de un trabajo que confirma al cuarteto del ex – Nirvana como una de las bandas más firmes del rock actual. La serie de conciertos acústicos del 2006 (en que los Foo incorporaron corista, cello y teclados a su formación) y el nacimiento de la hija de Grohl, terminaron por configurar ese universo reflexivo que envuelve a la lírica de un álbum que no renuncia a la potencia de guitarras distorsionadas (“Erase/Replace”) y a las batas uptempo, pero que estrena a un Grohl capaz de matices vocales novedosos, con un vuelo melódico que no lograba desde el célebre The Colour and the Shape (1997). Eso sí, llama la atención “The Ballad of Beaconsfield Miners” un instrumental de guitarras en la vieja del tradición del bluegrass sureño estadounidense, que abre las posibilidades sonoras de la banda y homenajea a la raíz folk de Grohl. Pero el disco vuelve a tener mucho rock y del bueno: “Cheer Up Boys, Your Make Up Is Running”, “Once And For All” y “Long Road To Ruin” (con un videoclip en el que Grohl luce sus habilidades de comediante) lo confirman. No se sabe bien si Foo Fighters avanza o evoluciona, pero lo hace con pequeños pasos, cada vez más sólidos, que les van garantizando un lugar entre las grandes bandas de rock.




Alicia Keys - As I am
Universal (Estados Unidos)


Después de uno de los mejores performances en el género Unplugged (2006), Alicia Keys vuelve con su tercer disco de estudio en el que cuenta con colaboradores de primera, como Linda Perry (la de 4-NON-BLONDES ¿se acuerdan?) y JOHN MAYER (el nuevo cantautor mimado de la música estadounidense). Podría decirse que el álbum (que siguiendo la tradición Keys, abre con una intro instrumental) trae más de lo mismo: r&b enérgico, una banda solidísima, letras feministas y romanticonas (no siempre en la misma canción, claro), arreglos de voces deudoras del soul y el gospel, bases rítmicas hip-hoperas y una voz potente que precede a la cantante de más rápido ascenso en los últimos años. Pero nadie puede quejarse después de escuchar As I am. La también pianista pasó de revelación a diva en menos de tres años y no perdona una sola entrega de los grammys (recientemente deben haberla visto en la ceremonia de entrega del Premio Nóbel de la Paz). El cálido y privilegiado registro vocal de Keys, se desgarra en baladas como “Like You Never See Me Again” y “Lesson Learned” (con el aporte vocal de Mayer) o “Wrekless Love”, celebra la feminidad -a lo Aretha Franklin- en “Superwoman”, bate palmas en “Teenage Love Affair” o llama a la acción en “Go Ahead”, siempre con una actitud y una naturalidad impactantes. Y encima está buenísima.


Amy Winehouse - Back To Black
Universal (Inglaterra)

Los tabloides sensacionalistas británicos se la pasaron bomba en los últimos años gracias a los excesos de la nueva chica mala del pop: Amy Winehouse. Pero si a alguien le interesa la música, Back To Black, -el sucesor del debut muliplatino, Frank (2004)-, nos pone de cara a una de las artistas más interesantes y desafiantes de los últimos años. No por haber puesto de moda el delineador felino en los ojos, ni por sus coqueteos (y tórridos romances) con la cocaína y el alcohol (sus “tips” para bajar de peso), sino porque esta chica tiene mucho que decir. A todos: a sus detractores que la acusan de mal gusto y oportunismo, a los tabloides que la ridiculizan por sus escándalos, a la creciente legión de jóvenes fans adolescentes que recibe sus letras confesionales y su actitud irreverente con gratitud y lealtad.

En una era en que lo retro es un lugar común, Winehouse –que vuelve a trabajar con el productor de Frank, Salaam Remi y suma al neoyorkino Mark Ronson (Lily Allen, Robbie Williams y Christina Aguilera), al equipo- apuesta con éxito por una recreación del sonido de las bandas de chicas de los años 50’s (The Vandellas, The Supremes, etc), dejando de lado el combo jazz que la acompañó en su debut, pero manteniendo la intención soul y r&b en el canto.

"Rehab", es la canción que nos mete de cabeza en un álbum cautivante y directo. Sin duda una de las candidatas a canción del año (no lo digo solo yo: así lo entienden también los señores de los Grammys y los Brits Awards). "Just Friends", "Love is a Losing Game", continúan la senda emocional de quien encuentra la epifanía en el exceso. No importa que clame "I’m No Good" (“No Soy Buena”), esa sí que no se la creemos.

6 comentarios:

natyperez dijo...

Holaaa!! Me encanta el Blog!! Andres Calamaro es el mejorrr!! Si queres saber mas de el entra a www.cyloop.com/andrescalamaro vas a encontrar un monton de fotos, videos, musica y mas... Imperdible!!! Besosss!!

vadik dijo...

gracias por la onda y el link, buena nonda. cada semana postearé más discos del 2007. aguante calamaro!

un beso

CLARITSs dijo...

como es vadik, escuche el de alicia keys y el de amy winehouse...los dos me parecieron una maravilla... amy winehouse esta re-mal de la cabeza, pero es una genialidad ese disco, todo encaja perfectamente...incluso esa voz... el del calamaro estoy esperando q me lo traigan desde bs.as. vale la pena tenerlo original, osea...liniers le hizo el arte q se vayan a cierta parte!... bue eso, un abrazo vadik! chuc

elojosinpaz dijo...

che a mi no me gustó mucho el disco de Amy Winehouse, lo escuché completo y nada che.. salvo Rehab, que me parece un acierto rebelde, alguna vez expliqué que mi apreciación musical se limita a:
a) me gusta
b) no me gusta
c) 'ta bien pa' escucharlo un par de veces con amigos
d) ah bueno, lo escuché una vez y eso sería
e) lo tengo en mi mp3, con otras 300 canciones, todo en schuffle
f) lo escucho una y otra vez y no me canso.

pa mi entraría en el inciso c)
Puedo ser una hereje musical, lo sé.. en ese mismo inciso meto al último disco de Pedro Guerra. En fin, a ver si genero polémica...jajaja. toy lista.
Sobre los Grammys, pa mi no son referente de "buena música", sino de "más vendida".. no sé tengo mis cosas con el Grammy, Como en ese capítulo donde homero lo gana y lo bota, y lo recoge un mendigo y dice: ahhh es un grammy, y lo bota.
De todas maneras, hay algunos discos que pusiste en el listado que no estuvieron en los grammys y que seguramente son muy buenos.
Che, vos tenés algo de Ray Lamontagne?
Un abrazo, y mis excusas por extenderme.

elojosinpaz dijo...

Lo volví a escuchar...ahorita... me recuerda a Ray Charles.
Pucha, esto sale como ojosinpaz? pff. Soy Vero, de buenaventuras.

Anónimo dijo...

ya me parecia, vero, te respondo al mail, pa evitar volver este pobre blog un chatroom. un beso.